“Retrato femenino” de Escuela Francesa

“Retrato femenino” de Escuela Francesa

Características cuadro “Retrato femenino” de Escuela Francesa

Pintor:

Escuela francesa.

Fecha/lugar creación:

S.XVIII

Título pintura:

“Retrato femenino”

Material:

Óleo sobre lienzo. Reentelado.

Medidas:

62 x 51 cm; 76 x 66 cm (marco).

Otros datos:

Presenta restauraciones.

Sobre el cuadro Retrato femenino

Retrato de carácter ovalado en el que se representa en primer plano, ocupando casi la totalidad de la superficie. Aun así solo se parecía el busto de la mujer, la cual porta una corona de laurel y un manto que destaca por el azul intenso y los soles dorados que estampan la tela.

Es esta ornamentación, la que asocia a la retratada con una estética de carácter antigua, simulando o aludiendo a la antigua Roma. El tema mitológico en el retrato, en el cual las damas de la clase alta se retrataban como diosas, fue uno de los más recurrentes del siglo XVIII, y más especialmente en la primera mitad de la centuria dentro de la escuela francesa, como bien demuestra el gran número de retratos femeninos de autores como Jean Marc Nattier o Jean Ranc, y también del propio Nicolas de Largillière.

Como consecuencia de las nuevas estructuras sociales que se implantaron en el mundo occidental a lo largo de esta centuria, encarnando la expresión máxima de la transformación del gusto y la mentalidad de la nueva clientela, surgida entre la nobleza y la alta burguesía adinerada, que tomaría las riendas de la historia en este periodo.

Mientras los círculos oficiales dieron preponderancia a otros géneros artísticos, como la pintura de historia, y el incipiente coleccionismo alentó la profusión de los cuadros de costumbres, el retrato acaparó la demanda de pintura destinada al ámbito más privado, como reflejo del valor de lo individual en la nueva sociedad.

Este género encarna la presencia permanente de la imagen de sus protagonistas, para su disfrute reservado en la intimidad de un estudio, al calor cotidiano de un gabinete familiar o presidiendo los salones principales de la casa.

Continuar leyendo

¿Cuándo debemos considerar que tenemos una Antigüedad?

saber si tengo una antiguedad

Cómo saber si es una antigüedad o no

Una pieza antigua no se considera una obra de arte solamente por tener años, hay que reunir una serie de requisitos. Por ejemplo, cuando hablamos de pintura no por tener un cuadro del siglo XX podemos creer que tenemos una antigüedad. Si bien un cuadro ya es antiguo porque pertenece al siglo pasado (tiene más de 100 años desde su creación, que es lo comúnmente aceptado para considerarse antigüedad), con este modo de pensar casi todo el mundo seríamos una antigüedad, ya que nacimos en el siglo pasado, y no es así.

Requisitos para considerar una antigüedad un objeto u obra

Tenemos que decir que una antigüedad ha de tener más de 100 años, pero debe tener un mínimo de calidad. Por lo tanto son objetos que tienen un diseño o grado de artesanía considerable. Como no es algo que se pueda medir objetivamente, lo mejor es que se acuda a algún anticuario en Madrid, Barcelona o en alguna otra ciudad grande para que determine su valor correctamente.

Es verdad que el siglo XX ha dado a artistas muy importantes y valorados, pero esas obras no valen por los años que tienen, si no por su autor.

En el mundo de las antigüedades y del arte se deben de reunir una serie de requisitos.

Hablando concretamente en el mundo de la pintura y la escultura, tenemos en cuenta cuatro cosas para determinar el valor de la obra que son:

  • Autor.
  • Época, ya que hay una diferencia entre antiguo y viejo.
    • Antiguo: esta palabra tiene connotaciones de valor, por lo que el paso de los año le ha otorgado un valor añadido al objeto.
    • Viejo: se refiere simplemente a los años que tiene el objeto en cuestión e incluso muchas veces tiene una connotación negativa. Los años no le han otorgado un valor añadido, más bien, al revés.
  • Temática.
  • Estado de conservación.

 

¿Cuándo un mueble se considera antiguo?

En el mundo del mueble ya no estamos hablando de autoría, si no de antigüedad, y aquí es donde muchas veces hay equívocos sobre las épocas.

Un mueble no es una antigüedad por ser del siglo XX, pues como ya hemos expuesto anteriormente, la mayoría de las personas actualmente seríamos una antigüedad por ser del siglo XX.

Aunque el mueble pertenezca a principios del siglo XX y usted piense que tiene más de 100 años, en el mobiliario, además de tener época tiene que tener calidad obligatoriamente. El anticuario y coleccionista, lo que más busca son piezas de época, y las épocas que busca son los siglos XVII, XVIII y XIX. En muebles como en las artes decorativas en general, los siglos XVIII yXIX son los predominantes.

Comenzando con en el siglo XVIII, vamos a tener un estilo barroco tardío, rococó e incipiente neoclasicismo, con un romanticismo ya en el XIX en el que destaca el neogótico, historicismo donde interviene el eclecticismo, las arts & crafts y el modernismo a las puertas del XX. Destacamos en el mundo de las antigüedades los predominantes estilos Luis XVI e isabelino.

Con esto queremos decir que si piensa si tiene alguna antigüedad, miren la calidad primero de la pieza.

Continuar leyendo