MARTIN CHIRINO LÓPEZ,

MARTIN CHIRINO LÓPEZ,

Sin título, 1970.
Acuarela, tinta y ceras sobre papel.
Firmado y fechado en el ángulo inferior derecho.
Bibliografía: ABC Cultural, “20 años, 1000 números”; Ed nº 1000, 4-VI-2011, págs. 70-71.
Medidas: 66,5 x 47,5 cm; 86 x 66 cm (marco).
El escultor Martín Chirino desarrolló su formación en la Escuela de San Fernando de Madrid y en la School of Fine Arts de Londres. Después de una primera serie escultórica “Reinas Negras”, y de muestras como la colectiva del Museo Canario, Chirino se instala en Madrid en 1955, acompañado por sus amigos Manolo Millares, Elvireta Escobio, Manuel Padrono y Alejandro Reino. Pasa además un mes en Londres, donde conoce de primera mano las esculturas sumerias y egipcias del British Museum. Tan sólo un año más tarde, en 1956, el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid adquiere dos obras suyas. Celebra entonces su primera exposición individual, en el Ateneo de Madrid, a raíz de la cual pasará a formar parte del recién fundado grupo El Paso. Su reconocimiento irá creciendo, y tan sólo dos años más tarde se le dedica una sala especial en el pabellón español de la Bienal de São Paulo. En 1960 participa en una colectiva celebrada en el MOMA de Nueva York, donde presenta cuatro piezas, una de las cuales está protagonizada ya por la espiral, el tema más recurrente de su obra desde estos años. La galerista Grace Borgenicht, impresionada por estas cuatro piezas, realiza un viaje a Madrid para contratar a Chirino en exclusiva para los Estados Unidos, contrato que permaneció vigente hasta la muerte de Borgenicht en 1994. Desde su participación en la colectiva del MOMA, y tras disolverse El Paso en 1960, Chirino desarrolló su carrera en solitario y mostró su obra en todo el mundo, una producción abstracta caracterizada por la carencia de elementos narrativos y por la riqueza formal y simbólica. Actualmente está representado en museos de todo el mundo, entre ellos el Guggenheim de Nueva York, el MACBA de Barcelona, la Fundación Juan March, la Smithsonian Institution de Washington, el Museo de Bellas Artes de Caracas, etc.

Continuar leyendo

Antoni TÀPIES PUIG

(Barcelona, 1923 – 2012).
Sin título.
Litografía, ejemplar 5/75.
Firmada y justificada a mano.
Medidas: 77 x 55 cm; 104,5 x 83 cm (marco).
Tàpies se inicia en el arte durante la larga convalecencia de una enfermedad pulmonar. Progresivamente se dedicará con mayor intensidad al dibujo y a la pintura, y finalmente deja sus estudios de Derecho para dedicarse por completo al arte. Cofundador de “Dau al Set” en 1948, empieza a exponer en los Salones de Octubre de Barcelona, así como en el Salón de los Once celebrado en Madrid en 1949. Tras realizar su primera muestra individual en las Galerías Layetanas, viaja a París en 1950, becado por el Instituto Francés. A raíz de su exposición individual de 1953 en la galería neoyorquina de Martha Jackson, se afianza su proyección internacional. Ha obtenido premios como el Príncipe de Asturias, El Praemium Imperiale de la Japan Art Association, el Premio Nacional de Cultura, el Gran Premio de Pintura de Francia, etc., y se le han dedicado antológicas en Tokio, Nueva York, Roma, Ámsterdam, Madrid, Venecia, Milán, Viena y Bruselas. Está representado en los principales museos de todo el mundo, como la fundación que lleva su nombre en Barcelona, el Reina Sofía de Madrid, los Guggenheim de Berlín, Bilbao y Nueva York, el Museo de Arte Fukoka de Japón, el MoMA de Nueva York o la Tate Gallery de Londres.

 

Continuar leyendo

Eduardo CHILLIDA JUANTEGUI

(San Sebastián, 1924 – 2002).
Sin título.
Litografía, ejemplar 8/100.
Firmada y justificada a mano.
Medidas: 67 x 38,5 cm; 84,5 x 56 cm (marco).
Chillida inicia su formación en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Madrid, pero abandona sus estudios para dedicarse al fútbol, como portero de la Real Sociedad. A consecuencia de una lesión se ve forzado a abandona el deporte, y será entonces cuando despierte su vocación artística. Se inicia en el dibujo en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, y poco a poco va creciendo su interés por la escultura. Será durante sus años en París cuando realice sus primeras esculturas en yeso, impresionado por la escultura griega arcaica del Louvre. En la capital gala celebrará su primera exposición, de escultura, en 1950. En 1951 regresa definitivamente a San Sebastián, y realiza su primera obra en hierro, material con el que trabajará el resto de su vida. Con la idea de que el arte debía ser accesible a todos, realizó a lo largo de su vida numerosas obras públicas, así como esculturas para museos de todo el mundo. Sus obras dialogan con el entorno, por lo que muchas son ya consideradas lugares emblemáticos para los ciudadanos, como ocurre con el donostiarra “Peine del viento” y con la “Puerta de la Libertad” de Barcelona. A lo largo de su vida, Chillida recibió numerosos premios y galardones, entre los que cabe destacar el Premio Carnegie, el Rembrandt, el de la Fundación Wolf de las Artes y el Príncipe de Asturias de las Artes. Fue además académico de San Fernando, y miembro de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias, Honorario de la Royal Academy of Arts de Londres y de la Orden Imperial del Japón, y obtuvo la Gran Cruz al Mérito Humanitario de la Institución del mismo nombre de Barcelona. Además de en su Museo Chillida-Leku de Hernani, está representado en museos y colecciones de todo el mundo, como el Guggenheim de Bilbao, el MOMA de Nueva York, el Reina Sofía de Madrid, la Tate Gallery de Londres o la Neue Nationalgalerie de Berlín.

Continuar leyendo

  • ¿Esta interesado en comprar esta pieza?

    Rellena el siguiente formulario:

    E-mail (requerido)

    Su teléfono

    Su mensaje (indicar nombre de la obra)