Escuela Italiana Pintura

Historia de la Escuela Italiana

 

En Italia era habitual que los artistas pasaran de una ciudad a otra, por lo que compartían la influencia. En concreto en Florencia predomina el dibujo y en Venecia un colorido brillante, predominando ese color sobre el dibujo y la luz, con brillos y atmósferas doradas.

Etapas de la Escuela Italiana

Batalla - Escuela italiana - detalle personas

Se puede dividir esta escuela en etapas como los primitivos o Trecento destacando las dos principales escuelas en el italo-gótico, la florentina con Giotto a la cabeza, con su maestro Cimabue, donde modelan fuertemente las figuras, y su seguidor Taddeo Gaddi y la sienesa con Ducchio o Martini con un sentido más decorativo, amable y anecdótico.

En el Renacimiento se dará el Quattrocento con Giovani Bellini, Fra Angélico, Piero della Francesca, Botticelli o Mantegna, donde destacan la perspectiva lineal, y las figuras parecen recortadas y pegadas en el cuadro aunque hay un interés por las proporciones, y el Cinquecento, destacando la figura de Leonardo, Miguel Ángel y Rafael, donde buscan la perspectiva aérea con esos colores azules de fondo, y el sfumatto, donde se difuminan los cotornos, además de Paolo Veronese y Tintoretto en Venecia.

En la etapa del manierismo, cuando se pretende representar la realidad de una manera poco naturalista, se pueden destacar a Parmigianino, Bronzino, Corregio o Sebastiano del Piombo.

En el siglo XVII o Seicento tenemos las dos grandes tendencias, el tenebrismo o el clasicismo boloñés, destacando en la primera por Caravaggio y sus seguidores Orazio Gentilleschi o su hija Artemisa Gentileschi.

En el clasicismo boloñés destacan Annibale Carracci, Domenichino, Guido Renni, Guercino, Pietro da Cortona o Luca Giordano.

Tenebrismo o naturalismo en la Escuela Italiana

 

En el tenebrismo o naturalismo, Caravaggio es el fundador de esta tendencia y su mejor representante, que trata temas de la vida cotidiana con tétricas imágenes usando efectos de luz.

Usa contrastes fuertes de luces y sombras, iluminándose partes de la escena con intensidad y otras están en la más absoluta oscuridad. La figura humana con sus actitudes y gestos es la predominante, importando menos los paisajes y fondos.

Se muestra la realidad tal y cómo es, a veces de manera dramática.

Clasicismo Boloñes en la Escuela Italiana

EL JUICIO DE PARIS. ESCUELA ITALIANA SIGLO XVII

En el clasicismo boloñés, los hermanos Carracci son los creadores de esta tendencia. Sus temas se inspiran en la mitología grecorromana abundando seres mitológicos.

Pintan una belleza ideal, más apegado al Renacimiento. Hay un color y luz más suaves que en el caravaggismo y hay un toque más alegre.

También se representan paisajes clasicistas, donde suelen aparecer ruinas griegas o romanas, todo con mayor sentido del orden. En estos paisajes aparecen pequeños personajes

También se pintarán en este estilo frescos en techos y bóvedas. En algunos techos pintados se crea una perspectiva de trampantojo donde aparecen arquitecturas fingidas.

En el siglo XVIII o Setteccento destaca en Venecia Giambattista Tiepolo y vedutistas como Canaletto, que construye sus obras con manchas o a base de puntitos, Francisco Guardi o Giovanni Panini.

En el Museo del Prado, la segunda mayor colección es de pintura italiana, sólo por detrás de la española, por su cantidad, que consta de más de mil obras como por su calidad. También mencionamos la colección de los Museos Vaticanos.

Obras adquiridas de la Escuela Italiana

 

Los comentarios están cerrados.

  • ¿Esta interesado en comprar esta pieza?

    Rellena el siguiente formulario:

    E-mail (requerido)

    Su teléfono

    Su mensaje (indicar nombre de la obra)